Entrevista al secretario general de FEUSO Antonio Amate: “Somos un sindicato de vanguardia que defiende la pluralidad y la libertad”

Las circunstancias sociosanitarias como consecuencia de la pandemia del COVID-19 han obligado a la Federación de Enseñanza de USO a retrasar la celebración de su 8º Congreso Federal (estaba previsto en 2020) y a decidir celebrarlo al final de manera telemática. Tendrá lugar el próximo 25 de noviembre y se retransmitirá en directo desde Madrid. Hablamos con Antonio Amate, secretario general de FEUSO, para hacer balance de lo realizado en estos últimos años.

Teniendo en cuenta el contexto sanitario y social, ¿es un buen momento para celebrar el Congreso? 

Este Congreso coincide con un momento educativo y social difícil y complicado. No hemos tenido más remedio que aplazarlo por circunstancias totalmente ajenas a nuestra organización. Pero pensamos que hay que aprovechar las ventajas que ofrecen las nuevas tecnologías para dar cumplimiento a lo que mandan nuestros Estatutos, aunque sabemos que no hay nada que pueda sustituir al contacto humano y la celebración presencial.

El Congreso Federal es una cita muy importante. Es nuestro órgano máximo de decisión; participan en él los delegados elegidos por los órganos correspondientes de las Federaciones Autonómicas. Es competencia del Congreso definir la estrategia sindical de la Federación, modificar los Estatutos y elegir tanto a la Comisión Federal de Garantías como al nuevo Secretariado Federal estatal.

Por el momento educativo y social que estamos viviendo, nos parece un buen momento para reflexionar sobre nuestro trabajo sindical, para hacer balance sobre lo realizado en estos años y para plantearnos las líneas de acción de FEUSO de cara al futuro. El Congreso llega en un buen momento y tenemos a la Federación en excelente disposición para asimilar nuevos retos y los cambios que sean necesarios emprender. 


Antonio Amate | Achivo de etiqueta | Sindicato USO


¿Qué valoración haces de lo acontecido en los últimos meses por culpa del coronavirus?

 En primer lugar, desde FEUSO hemos destacado el trabajo que se ha llevado a cabo en los centros educativos para continuar, a pesar de las limitaciones, con el ritmo normal del curso. Tanto el profesorado como el personal de administración y servicios y complementario han dado una lección y han estado a la altura de las circunstancias, con una profesionalidad que es digna de elogio y de reconocimiento.

Por otro lado, desde FEUSO y la Plataforma Más Plurales, de la que formamos parte, hemos rechazado la tramitación y aprobación de otra ley educativa, la LOMLOE, la octava ley de la democracia, que se ha llevado a cabo en medio de estas dramáticas circunstancias sociosanitarias y sin contar con la opinión de la comunidad educativa, a la que se ha despreciado.

También, en los últimos meses, hay que destacar que se ha agilizado la negociación del VII Convenio de la Enseñanza Concertada, que afecta a unos 150.000 trabajadores, y que por fin se pudo firmar el pasado 21 de junio.

¿Qué balance haces del trabajo de FEUSO en estos años? 

En nuestro Congreso de Salamanca aprobamos una Resolución General en la que nos definíamos como “el sindicato de todos los trabajadores”, rechazando las visiones más corporativas y estrechas del sindicalismo. Por desgracia, las opciones sindicales llevan a una polarización entre los modelos público, privado y concertado que en nada benefician a la enseñanza, como la experiencia ha vuelto a demostrar. USO es un sindicato abierto a todos, que defiende la complementariedad y que apuesta de manera decidida por la libertad de las familias para elegir, en igualdad de condiciones, el modelo que deseen para sus hijos. Nosotros defendemos a todos los trabajadores porque todos realizan el mismo trabajo de cara a la sociedad y porque todos se complementan.

En este sentido, hemos vivido unos años complicados pero interesantes, marcados sobre todo por la situación política. Los cambios en el Gobierno han llevado, primero, a la paralización de la LOMCE y, después, a la apertura de un proceso de tramitación de la nueva Ley educativa, la LOMLOE, con la que seguimos siendo muy críticos. Y, por supuesto, hay que mencionar la influencia de la pandemia, que ha marcado el devenir de la educación española, como antes mencionábamos.

Desde el punto de vista interno, y a pesar de las consecuencias de sucesivas crisis, en FEUSO hemos crecido en afiliación y en representatividad en todos los sectores, lo que nos convierte en un sindicato de referencia para miles de trabajadores que comparten nuestro modelo. En este sentido, nuestra realidad sindical nos lleva a ser optimistas, pues es evidente que FEUSO ha sabido conectar con los problemas reales que preocupan a los trabajadores de la enseñanza.


¿Qué destacarías del trabajo sindical de FEUSO?

En nuestro trabajo diario intentamos hacer realidad nuestras señas de identidad: somos un sindicato solidario, autónomo, independiente, cercano, de vanguardia. A diferencia de otras organizaciones, no debemos ningún favor a nadie. Por concretar, hemos realizado un importante trabajo para mejorar en todos los frentes las condiciones de los docentes y no docentes de la enseñanza concertada, el sector en el que contamos con más afiliación y representatividad; además, hemos hecho todo lo posible para que las políticas educativas del Ministerio de Educación y de las Comunidades Autónomas donde estamos implantados promuevan la complementariedad de las redes y no margine ni a los trabajadores ni a las familias que eligen el modelo de la enseñanza concertada.

También destaco nuestra implantación en otros sectores como es el caso de la Discapacidad, la Educación Infantil o el Ocio Socioeducativo. Tiene especial relevancia nuestra presencia significativa en la escuela pública y, en particular, entre el Profesorado de Religión. Este colectivo tan maltratado sabe que FEUSO es el único sindicato que no los considera trabajadores de segunda categoría y que los seguirá defendiendo en el actual contexto educativo y político, muy contrario a su labor docente.

Quiero hacer, además, una mención explícita al trabajo que desde FEUSO se ha hecho en el sector privado por el Personal de Administración y Servicios (PAS) y el Personal Complementario: hemos trabajado en las Mesas de Negociación para mejorar sus condiciones salariales y laborales. No creo que todos los sindicatos puedan decir lo mismo.

Además, seguiremos defendiendo en todos los foros y Mesas de Negociación a los trabajadores de la Enseñanza Diferenciada: las leyes internacionales y nacionales defienden este modelo pedagógico, cuestionado demagógicamente por organizaciones y sindicatos que quieren imponer un único modelo educativo.

Pero hay más asuntos que mencionar: la actitud de FEUSO en las Mesas de Negociación de los convenios de Universidades, Enseñanza Privada, Escuelas Infantiles, Autoescuelas… FEUSO ha mantenido una coherencia en todas las Mesas de Negociación que contrasta con las componendas en los que a veces caen otras organizaciones, más pendientes de sus intereses que los de los trabajadores, como hemos podido comprobar durante las negociaciones del último Convenio de Atención a las Personas con Discapacidad.
 

¿Y qué retos afronta la Federación para los próximos años?

FEUSO es hoy día un referente sindical para miles de trabajadores de la enseñanza. En los últimos años, hemos incrementado nuestra afiliación y nuestra representatividad, pero necesitamos seguir creciendo para que los trabajadores de todas las Comunidades Autónomas conozcan más de cerca un modelo sindical que busca unir fuerzas, mejorar la calidad de enseñanza y prestigiar el trabajo que todos los docentes y no docentes realizan en beneficio de la educación.

En FEUSO apostamos por el diálogo como el camino para rechazar las políticas excluyentes en las que, por desgracia, se han instalado algunos partidos, sindicatos y agentes educativos. Estas políticas cargan de una ideología insana la educación y potencian un enfrentamiento, una guerra escolar que solo provoca divisiones y que repercute negativamente en el clima escolar, como demuestra constantemente la experiencia.

Además, FEUSO aporta un estilo personal y profesional a la hora de abordar la negociación colectiva, como se puede comprobar en los últimos convenios firmados y en acuerdos puntuales en los que FEUSO ha trabajado siempre en beneficio de todos los trabajadores, buscando las mejores soluciones y contando con la opinión y valoración de todas las partes afectadas.


El lema elegido para el Congreso, “Libertad para educar, educar para ser libres”, es, además, el tema sobre el que gira la Resolución General que se va a presentar en este Congreso.

Queremos presentar un documento que muestre algunas de nuestras inquietudes y también nuestras propuestas para regenerar el clima sindical y educativo. Como ya hemos comentado, somos muy críticos con la nueva Ley de Educación porque ha despreciado el debate y no favorece la libertad de las familias, ni la pluralidad, ni la complementariedad. Queremos, además, avanzar en la libertad laboral, es decir, que los centros de trabajo sean espacios donde se fomente la libertad para el conjunto de los trabajadores, que deben poder desarrollar su labor y participar también en las decisiones que les afectan como sujetos protagonistas, no figurar en las plantillas reducidos al papel de simples empleados, prescindibles e intercambiables en cualquier momento. Dentro de este ámbito, el sindicalismo tenemos mucho que aportar. FEUSO defiende un sindicalismo basado en el diálogo y la colaboración, no en el sistemático enfrentamiento. Si se da más voz y participación a los trabajadores en las empresas, estamos convencidos de que las cosas pueden ir muchísimo mejor.

El Congreso es, por eso, una oportunidad también para que la sociedad conozca mucho mejor el modelo sindical que ofrece la USO y la Federación de Enseñanza: una decidida apuesta por la libertad, la pluralidad, la responsabilidad, la cooperación y la colaboración.

La libertad en el sistema educativo

Carta enviada a la Presidenta de la Comunidad Foral de Navarra Doña  María Chivite Navascués, al Consejero del Departamento de Educación Don Carlos Gimeno Gurpegui, al Director General de Educación Don Gil sevillano González y a la Directora General de Recursos Educativos Doña Begoña Unzué Vela, solicitando su apoyo a las trabajadoras y trabajadores del Cuerpo de Profesoras y Profesores de Religión, dependientes y contratados por el  Departamento de Educación del Gobierno de Navarra.

Hemos iniciado un nuevo periodo electoral y junto a éste un nuevo curso académico.

Desde el sindicato USO y en concreto desde su Federación de Enseñanza queremos felicitar a Doña María Chivite Navascués y a todo su equipo por los resultados obtenidos en el último proceso electoral. Ahora toca desarrollar el trabajo, durante los próximos cuatro años, trabajo lleno de RESPONSABILIDADES y de TOMA DE DECISIONES.

Invitamos al nuevo gobierno a construir una escuela progresista en la que, a imagen de sus homologas europeas,  toda la ciudadanía tenga su espacio  con sus diferentes inquietudes y sensibilidades. Queremos conseguir una escuela que de respuesta a los diferentes requerimientos que plantean las familias y  que responda a todas las necesidades e intereses que dichas familias plantean para la educación de sus hijas e hijos.

Un modelo inclusivo y no exclusivo de educación  que forme al alumnado en  el respeto, la tolerancia y la integración, que eduque en la empatía en esta sociedad plural que nos rodea.

 USO quiere denunciar la precaria situación que está viviendo el colectivo de los profesores y profesoras de Religión de los Centros Públicos de Navarra formado en su gran mayoría por mujeres trabajadoras y madres de familia. Año tras año se van reduciendo las horas de los contratos alcanzando índices insostenibles. Más del 70% de los contratos son a tiempo parcial y a menudo se  ofrecen jornadas irrisorias y difíciles de cubrir. Se ha llegado a ofertar un  contrato de trabajo con una carga lectiva de una hora de docencia. Además, cuando estos profesionales pierden su carga lectiva, se ven abocados a abandonar la profesión, sin derecho al subsidio de paro que con tanto esfuerzo, han generado durante años de  trabajo.

Confiamos en el buen hacer del nuevo gobierno y solicitamos un apoyo solidario pidiendo que mantenga una actitud de DIALOGO CONSTRUCTIVO en pro de este colectivo . Añadimos algunas peticiones laborales:

1º Crear las condiciones laborales  necesarias para que estos trabajadores puedan seguir desarrollando su profesión.

2º Que se oferten jornadas dignas para el sostenimiento de los profesionales y sus familias, pudiendo estos abandonar la plaza, en el caso de que se sobrepase las horas de reducción de dicha jornada, con derecho al paro acumulado.

3ºValorar la repercusión que tiene en el cobro de las jubilaciones las reducciones de jornadas de trabajadores mayores de 50 años.

4º Modificar la normativa que impide al profesorado jubilarse voluntariamente a  los 60 años.

5ºRespetar el derecho de las familias a la elección de la asignatura de Religión y por tanto los derechos de los trabajadores que la imparten.

Por lo anteriormente expuesto nos apremia solicitar su ayuda dada la precariedad de la situación laboral AGONICA que padecen los trabajadores, principalmente MUJERES de este colectivo.

USO Federación de Enseñanza. Irakaskuntza Federazioa

Os transmitimos nuestro más sincero agradecimiento por el apoyo y confianza que nos habéis brindado

Estimados compañeros y compañeras:

 

Os trasmitimos nuestro más sincero agradecimiento por el apoyo y confianza que nos habéis brindado.

 

Uso sigue y seguirá luchando por vuestros derechos y la dignidad de la asignatura.

 

Recordaros que USO no es un sindicato al uso. Somos profesores y profesoras de religión como vosotras/os y trabajamos en el aula . SURGIMOS DE UNA PLATAFORMA DE PROFESORES Y PROFESORAS DE RELIGIÓN y de una necesidad de defender a la asignatura y a su profesorado en un momento en el que ningún sindicato apostaba nada por nosotros.

 

Hoy en día la mayor parte de los sindicatos están interesados en nuestro colectivo  para bien o para mal.

 

Uso siempre busca el diálogo intersindical y el consenso para lograr el único objetivo : la mejora de las condiciones laborales del profesorado y la dignificación de la asignatura dentro del currículo.

 

Como ya hemos mencionado tus intereses, inquietudes, dudas… son las nuestras. No estamos supeditados a ninguna ideología y no dependemos de nuestros afiliados interinos para tomar decisiones.

 

Por eso podemos decir alto y fuerte:

 

¡Primero las profesoras y profesores de Religión, segundo las profesoras y profesores de Religión, tercero las profesoras y profesores de Religión y siempre las profesoras y profesores de Religión!

 

Gracias, gracias y gracias.

 

Gracias a ti y a tu voto seguimos trabajando

 

 

 

Lankide estimatuok:

 

Gure eskerrik beroena helarazten dizuegu eskeini diguzuen babesa eta konfidantzagatik.

 

LSB-USOk zuen eskubide eta ikasgaiaren duintasunaren alde lanean darrai eta jarraituko du.

 

Oroi ezazue LSB-USO ez dela ohiko sindikatu bat. Zuek bezalako Erlijio-irakasleak gara. ERLIJIO-IRAKASLE PLATAFORMA BATETIK SORTU GINEN. Erlijio-ikasgaia eta irakasleak defendatzeko beharrarengandik, alegia. Hori guztia sindikatuek gure kolektiboarengan bat ere sinisten ez zutenean gertatu zen.

 

Gaur egun, onerako edo txarrerako, sindikatu guztiek gugan eta guk ematen dugun ikasgaiarengan interesa daukate.

 

LSB-USOk gure kolektiboaren lan baldintzen hobetze aldera elkarrizketa eta adostasuna bilatzen du beti.

 

Zure interesak gure interesak dira, zu bezalakoak garelako: ERLIJIO-IRAKASLEAK. Ez gaude inorengana lotuta, erabakiak hartzerakoan ez baikara gure afiliatu interinoen menpekoak.

 

Horrexegatik, ozenki esaten ahal dizugu:

 

Lehenbizi Erlijio-irakasleak, bigarrenik Erlijio-irakasleak, hirugarrenik Erlijio-irakasleak eta Erlijio irakasleak beti!

 

Mila esker aunitz bihotz-bihotzez!

 

Zu eta zure botuari esker lanean jarraitzen dugu!