Multitudinaria manifestación de protesta en Pamplona contra la ley Celaá

(Diario de Navarra)

Manifestación de protesta contra la ley Celaá en PamplonaJOSÉ ANTONIO GOÑI

Actualizada 23/11/2020 a las 15:59

El grito de “¡libertad, libertad!” resonó este domingo al mediodía en al parking del aulario de la UPNA en Pamplona. Globos naranjas, banderas con lazos del mismo color, bocinazos y aplausos pusieron el punto y final a una mañana reivindicativa. Y, como exige ahora la pandemia, de manifestación en coche. Más de 5.000 vehículos se congregaron a las 11 de la mañana en el aparcamiento del hipermercado E. Leclerc y en los de otros establecimientos de esa zona comercial para comenzar su protesta contra la futura normativa de Educación, la LOMLOE, impulsada por el Gobierno central y conocida como Ley Celaá. La comitiva logró arrancar sus coches y furgonetas alrededor de las 11.20 y recorrió, despacio y entre bocinazos, la Ronda Oeste, los barrios de Iturrama, San Juan, San Jorge, Rochapea, Txantrea, Segundo Ensanche y Lezkairu. Para terminar en la UPNA sobre las 13.00 horas, una más tarde de lo previsto, debido a los atascos que se generaron por toda la ciudad. A la universidad no llegaron todos los que se manifestaron y además la Policía Municipal impidió que aparcaran allí todos los coches pues temían una gran concentración de gente.

Según la plataforma ‘Más plurales’, organizadora de la marcha e integrada por docentes, familias y patronales, sobre todo de la red concertada, fueron cerca de 20.000 las personas que protestaron contra la ley (tomando como media que en cada coche viajaban cuatro, aunque en algunos lo hacían familias muy numerosas, por lo que la cifra podría ser mayor). Los principales motivos de protesta: el “atentado” contra la libertad de elección de centros escolares, el “ataque” contra la concertada (no se permitirán abrir nuevos centros ni más unidades en los que ya existen), la supresión paulatina de los centros de educación especial públicos y privados para integrar a estos alumnos en colegios ordinarios o el perjuicio de la asignatura de Religión (cuya valoración será inferior al desaparecer la asignatura alternativa, Valores). Marchas de vehículos recorrieron otras ciudades españolas ayer a la misma hora y mismo objetivo.https://imasdk.googleapis.com/js/core/bridge3.426.0_en.html#goog_467718494


Al terminar la concentración, la presidenta de Concapa, federación de padres mayoritaria en la red concertada, Teresa Mòdol; y la representante del sindicato Sepna FSIE, también de esta red, Alicia Azpilicueta, leyeron el manifiesto ante miles de personas. “Nos hemos reunido diversidad de entidades y colectivos ciudadanos, docentes, familias, alumnos, titulares de centros para pedir la protección de la continuidad y la pluralidad democrática de nuestro sistema educativo actual”, apuntaron. Y continuaron exponiendo que no toleran “límites ni recortes” a la libertad de enseñanza. “En ella nos jugamos la educación de nuestros hijos y el futuro de nuestra democracia. La pluralidad de la escuela de hoy es la base de la democracia de mañana”. Una idea que completaron con su defensa de la “complementariedad” de las redes pública y privada concertada. “No admitimos que la LOMLOE permita a las autoridades educativas imponer la distribución del alumnado ni la planificación por encima de las necesidades de las familias”. Para Alicia Azpilicueta, la normativa que ya se ha aprobado en el Congreso de los Diputados y espera ahora el visto bueno del Senado, es una ‘ley exprés’, que se está tramitando sin consenso de la comunidad educativa y en medio de una pandemia. “En el caso de la red concertada, pone en peligro la libertad de elección de centro por parte de las familias y, a largo plazo los puestos de trabajo de los docentes”, lamenta.


Una opinión similar que comparte su colega Adolfo Lizarraga Baigorri, profesor de Ciencias en Secundaria y Formación Profesional en Salesianos (Sarriguren) y padre de dos hijos, de 6 y 7 años, escolarizados en el colegio público Atakondoa de Irurtzun. “La educación no debe ser una lucha entre la red pública y la concertada. Pero con esta ley no nos dejan libertad. Solo hay imposición”. En su caso, como su familia reside en Irurtzun, no dudaron en llevar a sus hijos al colegio público de la localidad porque les gustaba. “Lo que no quita para que en un futuro quizá estudien otro nivel en un concertado. ¿Por qué no podemos elegir?”, se pregunta este profesor de 47 años, con cinco de experiencia en la enseñanza y veinte en el mundo de la empresa. “Desde la perspectiva empresarial, no entiendo esta ley”, lamenta. Y critica que, justo se aprobara la normativa en el Congreso, el jueves 19 de noviembre, la víspera del ‘Día mundial del niño’. “El primer derecho que tiene un niño es a la educación de calidad. Pública o concertada”.


Mejoras para los docentes


Teresa Módol y Alicia Azpilicueta exigieron, además, “mejoras reales” para los trabajadores (docentes y no docentes) de la red concertada. “La ley no introduce ni una sola, que permita equiparar sus condiciones, y pone en peligro sus puestos de trabajo”. Y denunciaron una “agresión a la libertad de conciencia”. “Se impone una ideología laicista impropia de un estado no confesional. La asignatura de religión, que se cursa con absoluta normalidad en casi toda Europa, es una opción mayoritaria de las familias. Su voluntad de elección debe ser respetada”.


A este respecto se pronunció también el representantes del sindicato USO (Unión Sindical Obrera), Juan Antonio Ojer. Una entidad que, en Navarra, acoge mayoritariamente a maestros y profesores de Religión en la red pública. Como es su caso. Docente de esta materia en el colegio público Iturrama, considera que la desaparición de la asignatura alternativa a la Religión (Valores), la devalúa. “Si la opción es Religión o una hora de estudio, la materia deja de tener valor”. La asignatura de Religión, que se imparte en Infantil, Primaria, ESO y Bachillerato de forma optativa, la cursa actualmente el 60% de los alumnos navarros, de centros públicos y concertados.


También muy crítico con la LOMLOE se mostró el presidente de Escuelas Católicas, la patronal mayoritaria en la enseñanza concertada en Navarra, Jorge Lanchas.Una red que escolariza este curso a cerca de 40.000 alumnos y a los que imparten clase más de 3.500 docentes. Más de 35.000 de estos escolares están matriculados en los 42 centros de Escuelas Católicas, cuya titularidad es del Arzobispado o de órdenes religiosas. El resto de alumnos de esta red está matriculado en los de la otra patronal de la red CECE (Confederación Española de Centros de Enseñanza), que acoge a centros como San Cernin, Irabia-Izaga o Miravalles-El Redín. Lanchas, director de Salesianos, denuncia el ataque contra la libertad de elección de centro para las familias y el enfrentamiento entre las dos redes. “No soy partidario de enfrentar a la pública y la concertada”. Y opina que, en un momento de pandemia como el actual, no es el más indicado para aprobar una ley educativa.


La presidenta de Concapa, madre de tres hijos, una con necesidades especiales en un centro ordinario, critica “la inclusión por la inclusión”. “No sirve así. Porque se necesita más personal, más formado y más recursos económicos. Lo que ahora no se da. Por eso, es necesario que los centros de educación especial sigan funcionando”. La lectura del manifiesto terminó con más gritos a favor de la libertad. “Sí, a la pluralidad social en nuestro sistema educativo! ¡Sí a la convivencia de las redes sin exclusiones! ¡Sí, a la posibilidad de educar, pensar y creer en libertad!”.

La Plataforma Más Plurales rechaza la Ley Celaá en las calles de toda España

23Noviembre

 23 Noviembre 2020 por FEUSO |  Actualidad

“Libertad, libertad, libertad” ha sido el grito más repetido en las manifestaciones celebradas en 50 ciudades españolas en las que han participado miles y miles de manifestantes que han salido a las calles para protestar por lo que consideran un atropello a sus libertades democráticas y educativas. La Ley Celaá es una ley partidista e ideológica que no aborda los problemas reales de la educación española. Su único objetivo es hacer más estatalista la educación y reducir de manera drástica la pluralidad de nuestro sistema educativo actual, basado en la complementariedad de los modelos público y concertado.

En Madrid, miles de vehículos colapsaron el Paseo de la Castellana entre las plazas de Cibeles y de Cuzco y las calles adyacentes. Y lo mismo sucedió en otras 50 ciudades. Aunque la Ley Celaá se aprobó el pasado 19 de noviembre en el Congreso de los Diputados, y ahora continúa su tramitación en el Senado, todavía hay tiempo para rectificar una Ley contraria a las libertades constitucionales y que, además, pone en peligro el futuro laboral de miles de trabajadores de la enseñanza concertada, de los centros de educación especial y del profesorado de religión que imparte clases en los centros públicos.

Al final de la Manifestación, los representantes de Mas Plurales leyeron un manifiesto en el que volvieron a pedir la retirada de una Ley que apuesta por una escuela única y pública y que elimina la pluralidad educativa. Como dice el manifiesto, “la pluralidad de la escuela de hoy es la base de la democracia de la sociedad de mañana”. Además, “instaremos a los grupos políticos a que interpongan recursos de inconstitucionalidad y presionaremos en las Comunidades Autónomas para disminuir al máximo los efectos de la aplicación de esta norma”, propiciando que se recurra la Ley “en tiempo y forma a las instituciones europeas en busca de amparo”.

Por todo ello, la Plataforma Más Plurales pide la retirada de la Ley Celaá porque es frontalmente contraria a la libertad de enseñanza y al principio de la complementariedad de redes que establece el artículo 27 de la Constitución.

En ningún momento, la LOMLOE, que se ha tramitado de espaldas a la comunidad educativa en plena pandemia por la COVID’19, ha buscado ni el diálogo ni el consenso, y mucho menos se ha buscado avanzar en un Pacto de Estado por la Educación.

Más información. Manifiesto 22 de Noviembre de la Plataforma Más Plurales.

El 22 de noviembre # Stop Ley Celaá #

El próximo domingo día 22 de noviembre vamos a participar en una concentración con el lema # Stop Ley Celaá # convocada por la plataforma “Más Plural” de Navarra a la que está adherido el sindicato USO.

Os enviamos la nota informativa que el sindicato USO ha elaborado al respecto y el cartel anunciador.

OS INVITAMOS A PARTICIPAR. TU FUTURO DEPENDE DE ELLO.

El Profesorado de Religión del Sindicato USO participa en la “Plataforma Más Plural” de Navarra.

La LOMLOE, es la ley educativa con menos participación de nuestra democracia. Este hecho queda  confirmado por  la negación por parte  de la Comisión de Educación del Congreso de  admitir la comparecencia de expertos y entidades educativas en el debate sobre las enmiendas a dicha  ley. A esto se une la premeditada oportunidad del Gobierno para tramitar una ley educativa que está   impregnada de una fuerte carga ideológica, en un momento en que  sufrimos la crisis sanitaria más grave de los últimos cien años.

Esta Ley es una mala reedición de la antigua LOE, que  bajo la capa de modernización y mejora educativa agrava  el modelo pedagógico, reduciendo aún más los niveles de exigencia y alejando el objetivo  de calidad educativa y de autonomía de los centros, tantas veces reclamado.

A esto se añade el  preocupante recorte de libertades garantizados  en el artículo 27 de la Constitución y lo interpreta como  un derecho a la educación pública, atacando nuevamente la  complementariedad de redes. En esta situación de recortes de libertades, se intenta sacar la asignatura de religión del currículo, siendo dicha asignatura una ayuda esencial para integrar la personalidad del alumnado. También contribuye al desarrollo de un pensamiento crítico en los alumnos/as. El dato de la elección en libertad por parte del  67% del alumnado y sus familias corrobora este hecho. 

Por todo ello, nos movilizamos parareclamar:

que la educación salga de la confrontación política.

que necesitamos  una ley educativa que garantice y mejore  la calidad educativa.

que se comprometa en  el cumplimiento del artículo 27 de la Constitución permitiendo la elección  libre de la asignatura de religión dentro del currículo.

– que permita la elección de centros.

– que garantice la continuidad de los centros de Educación Especial.

– que respete los derechos de las familias y del alumnado.

– que procure  la financiación de toda la red educativa.

NOS OPONEMOS A LA LEY LOMLOE PORQUE NO GANTANZA LO ANTERIORMENTE EXPUESTO. �� �8���)

La Fundación SM presenta un exhaustivo Informe sobre la asignatura de Religión y su profesorado

06Noviembre

 06 Noviembre 2020 por FEUSO |  Profesorado de religión

Cerca deveinte mil personas han participado en el Informe sobre el Panorama 2020 de la Religión en la escuela. Los profesores de Religión de escuelas públicas y concertadas, así como los alumnos y las familias, vuelven a certificar que la asignatura de Religión se imparte con total normalidad en los centros educativos y que contribuye en un porcentaje muy alto a difundir valores solidarios, humanos y tolerantes.

Además, los encuestados reconocen que esta asignatura les ha ayudado a comprender mejor otras culturas y ha sido una importante contribución a su formación ética y a la ciudadanía global. Para tres de cada cuatro familias, esta materia es necesaria para la educación de sus hijos.

El Informe ha sido elaborado por la Fundación SM y Carlos Esteban, director del Observatorio de la Religión en la Escuela. Se trata, sin lugar a dudas, del estudio más completo y amplio sobre la enseñanza de la Religión que se ha realizado en las últimas décadas. En comparación con Informes anteriores, este incorpora como novedad la participación en las encuestas de futuros profesores y antiguos alumnos de Religión.

            Como afirmó Carlos Esteban en la presentación, “tras las conclusiones de este Informe, no parecen sostenibles ya algunos estereotipos sobre la enseñanza religiosa que perviven en algún imaginario y que castigan injustamente la realidad de la enseñanza de la Religión hoy. No parece razonable seguir acusándola de adoctrinamiento y privilegio de la Iglesia más propio de otro tiempo”.

Los datos obtenidos revelan una satisfacción generalizada en cada uno de los colectivos protagonistas de la enseñanza de la Religión: profesores, alumnos y familias. Es muy relevante la respuesta de las actuales generaciones que cursaron Religión en sus etapas escolares: mantienen un buen recuerdo de la asignatura de Religión, reconocen que influyó positivamente en su vida personal y profesional, volverían a cursarla y la elegirían para sus hijos.

Más información: VER DOSSIER DE PRENSA DEL INFORME.