Discurso del Papa a unos sindicalistas italianos

El 28 de junio, en el Aula Pablo VI, el Papa Francisco ha recibido en audiencia a los delegados de la Confederación Italiana del Sindicato de los Trabajadores (CISL) con motivo de su XVIII Congreso Nacional cuyo lema es “Para la persona, para el trabajo”. Publicamos a continuación un resumen del discurso que ha dirigido el Santo Padre Francisco a estos sindicalistas.

Habéis elegido un lema muy hermoso para este congreso: “Para la persona, para el trabajo.” Persona y trabajo son dos palabras que pueden y deben juntarse. Porque si pensamos y decimos trabajo sin decir persona, el trabajo termina por convertirse en algo inhumano que , olvidándose de las personas se olvida y se pierde a sí mismo. Pero si pensamos en la persona sin el trabajo decimos algo parcial, incompleto, porque la persona se realiza plenamente cuando se convierte en trabajador, en trabajadora; porque el individuo se convierte en persona cuando se abre a los demás, en la vida social, cuando florece en el trabajo. La persona florece en el trabajo. El trabajo es la forma más común de cooperación que la humanidad haya producido en su historia. Cada día, millones de personas cooperan simplemente trabajando: educando a nuestros hijos, maniobrando equipos mecánicos, resolviendo asuntos en una oficina … El trabajo es una forma de amor cívico, no es un amor romántico ni siempre intencional, pero es un amor verdadero, auténtico, que nos hace vivir y saca adelante el mundo (…).

Me gustaría hacer hincapié en dos desafíos trascendentales que el hoy el movimiento sindical debe afrontar y superar si quiere seguir desempeñando su papel esencial para el bien común.

El primero es la profecía, y se refiere a la naturaleza misma del sindicato, a su verdadera vocación. El sindicato es una expresión del perfil profético de una sociedad. El sindicato nace y renace cada vez que, como los profetas bíblicos, da voz a los que no la tienen, denuncia al pobre “vendido por un par de sandalias” (cfr Amós 2,6), desenmascara a los poderosos que pisotean los derechos de los trabajadores más vulnerables, defiende la causa del extranjero, de los últimos, de los “descartes”. Como demuestra la gran tradición de la CISL, el movimiento sindical tiene sus grandes temporadas cuando es profecía. Pero en nuestras sociedades capitalistas avanzadas el sindicato corre el peligro de perder esta naturaleza profética y de volverse demasiado parecido a las instituciones y a los poderes que, en cambio, debería criticar. El sindicato, con el pasar del tiempo, ha acabado por parecerse demasiado a la política, o mejor dicho, a los partidos políticos, a su lenguaje, a su estilo. En cambio, si se olvida de esta dimensión típica y diferente, también su acción dentro de las empresas pierde potencia y eficacia. Esta es la profecía.

Segundo desafío : innovación. Los profetas son centinelas, que vigilan desde su atalaya. También el sindicato tiene que vigilar desde las murallas de la ciudad del trabajo, como un centinela que mira y protege a los que están dentro de la ciudad del trabajo, pero que mira y protege también a los que están fuera de las murallas. El sindicato no realiza su función esencial de innovación social si vigila solo a los que están dentro, si sólo protege los derechos de las personas que trabajan o que ya están retiradas. Esto se debe hacer, pero es la mitad de vuestro trabajo. Vuestra vocación es también proteger los derechos de quien todavía no los tiene, los excluidos del trabajo que también están excluidos de los derechos y de la democracia.

El capitalismo de nuestro tiempo no comprende el valor del sindicato, porque se ha olvidado de la naturaleza social de la economía, de la empresa. Este es uno de los pecados más graves. Economía de mercado: no. Digamos economía social de mercado, como enseñaba san Juan Pablo II: economía social de mercado. La economía se ha olvidado de la naturaleza social de su vocación, de la naturaleza social de la empresa, de la vida, de los lazos, de los pactos. Pero tal vez nuestra sociedad no entiende al sindicato porque no lo ve luchar lo suficiente en los lugares de los “derechos del todavía no”, en las periferias existenciales, entre los descartados del trabajo. Pensemos en el 40% de jóvenes menores de 25 años que no tienen trabajo. Aquí, en Italia. ¡Y allí es donde tenéis que luchar! Son periferias existenciales. No lo ve luchar entre los inmigrantes, los pobres, que están bajo las murallas de la ciudad; o simplemente no lo entiende por qué a veces –pero pasa en todas las familias- la corrupción ha entrado en el corazón de algunos sindicalistas. No os dejéis bloquear por esto. Sé que os se estáis esforzando ya desde hace tiempo en la dirección justa, sobre todo con los migrantes, con los jóvenes y con las mujeres. Y lo que os digo ahora podría parecer superado, pero en el mundo del trabajo la mujer es todavía de segunda clase. Podríais decirme: “No, hay esa empresaria, esa otra…”. Sí, pero la mujer gana menos, se la explota con más facilidad… Haced algo. Os animo a continuar y, si es posible, a hacer más. Vivir las periferias puede convertirse en una estrategia de acción, en una prioridad del sindicato de hoy y de mañana. No hay una buena sociedad sin un buen sindicato, y no hay un buen sindicato que no renazca todos los días en las periferias, que no transforme las piedras descartadas por la economía en piedras angulares. Sindicato es una hermosa palabra que viene del griego “dike”, es decir justicia, y “syn”, juntos. Es decir, “justicia juntos”. No hay justicia juntos si no es junto con los excluidos de hoy.

Os agradezco este encuentro, os bendigo, bendigo vuestro trabajo y os deseo lo mejor para vuestro Congreso y vuestro trabajo diario (…).

Anuncios

FEUSO-Navarra advierte de las consecuencias laborales que tendría la reducción horaria de Religión

Noticias de Navarra

Educación estudiará reducir las horas de religión en primaria y eso

La LOMCE obliga a ofertar la asignatura así que sólo se podría disminuir de 2 sesiones semanales a 1

Un 60% del alumnado de Navarra cursa esta asignatura, que imparten cerca de 200 docentes

MARÍA OLAZARÁN – Sábado, 21 de Enero de 20

PAMPLONA – El departamento de Educación estudiará la moción aprobada el jueves en el Parlamento de Navarra por la que se insta al Gobierno foral a reducir al mínimo legal la carga horaria de la asignatura de Religión. La LOMCE, recuerdan desde el departamento, obliga a las comunidades autónomas a impartir esta materia (aunque su estudio es optativo) por lo que, a tenor de la actual distribución horaria, sólo se podrían reducir las sesiones semanales en Primaria y 1º y 2º de ESO al ser las etapas donde se imparten dos sesiones. En la actualidad, según datos de la Federación de Enseñanza de USO en Navarra, alrededor del 60% del alumnado cursa esta asignatura si bien los porcentajes varían según la red educativa. Así mientras en los centros concertados la gran mayoría estudia Religión, en los públicos los porcentajes rondan el 50% en ESO y el 65% en Primaria.

Todos los grupos políticos, con la excepción de UPN y PPN, apoyaron el jueves una resolución presentada por Izquierda-Ezkerra por la que se instó al Gobierno foral a “modificar los decretos del currículo de los niveles de enseñanza no universitaria y los decretos de jornada y horario para disminuir hasta el mínimo legal la carga horaria de las enseñanzas de la Religión regulada con carácter básico en la normativa estatal”. Una petición que, según afirmó ayer el director general de Educación, Roberto Pérez, “se estudiará como hacemos con todas las mociones que nos llegan del Parlamento foral. Es una propuesta que deberemos estudiar, otra cosa es si la podemos sacar adelante o no ya que habrá que ver sus lados positivos y negativos”.

Asimismo, Pérez reconoció que el departamento de Educación ya había realizado un informe que de momento, señaló, “está en fase de estudio”, en el que se analiza que influencia tendría en los horarios la disminución de la carga lectiva de la asignatura de Religión. En la actualidad en Navarra se imparte una sesión semanal (45 minutos) en Infantil, dos sesiones en Primaria y 1º y 2º de ESO, y una sesión en 3º y 4º de ESO. “La LOMCE no marca un número exacto de horas ni en Primaria ni en Secundaria. Es de oferta obligatoria pero fue el departamento anterior quien decidió la actual distribución horaria. Es susceptible de cambios legislativos a nivel autonómico”, afirmó Pérez. Ahora bien, dado que la oferta es obligatoria, en la práctica sólo se podría reducir de dos a una sesión en Primaria y 1º y 2º de ESO.

En Bachillerato, la LOMCE establece que sean los centros quienes decidan si imparten Religión ya que está entre las 12 materias específicas de las que tienen que elegir un mínimo de 2 y un máximo de 3. En Navarra, los centros que se decantan por ofertarla imparten tres sesiones semanales.

Asimismo, tal y como establece la legislación estatal, tanto Religión como su alternativa Valores Sociales y Cívicos son evaluables y cuentan para le media final de curso y también para solicitar una beca. Este cambio, según datos de la Confederación Episcopal Española, ha provocado que el alumnado de 1º de Bachillerato que cursa Religión se duplique. Y es que al ser una materia que resulta más asequible muchos estudiantes optan por cursarla para mejorar su expediente.

PROBLEMAS PEDAGÓGICOS Y LABORALES La moción aprobada por la mayoría parlamentaria fue reprobada por la Federación de Enseñanza de USO en la Comunidad Foral, que engloba al profesorado de Religión. En su opinión se trata de una iniciativa que “va en contra de la voluntad de la mayoría de los padres y madres de Navarra, que se refleja a la hora de matricular a sus hijos en Religión”.

En el caso de que el departamento de Educación decida reducir la carga horaria, esta federación advierte que generará problemas pedagógicos ya que “si en la actualidad ya nos resulta difícil impartir todo el currículo si en lugar de dos sesiones se reduce a una de 45 minutos va a ser imposible”. Además, este colectivo recuerda que “normalmente nos tenemos que cambiar de clase ya que unos alumnos cursan Religión y otra Valores, por lo que se pierde tiempo”.

Asimismo, desde FEUSO-Navarra advierten de las consecuencias laborales que tendría la reducción del horario de Religión. “La mitad del profesorado sobraría ya que nuestros puestos de trabajo dependen de la matrícula y de la carga horaria”, afirmaron. En la actualidad hay cerca de 200 profesores de Religión, de los cuales el 60% están a jornada parcial. Estos docentes son contratados laborales indefinidos, los designa el Arzobispado y los contrata el departamento de Educación.

DATOS DE LA ASIGNATURA

Carga horario en las distintas etapas. En la actualidad, en Infantil se imparte una sesión, en Primaria y 1º y 2º de ESO son dos sesiones, y en 3º y 4º de ESO, una sesión. En estas tres etapas hay que impartir Religión o su alternativa (Valores Sociales y Culturales), y el alumnado elige. En Bachillerato, los centros deciden si ofertan o no Religión ya que se encuentra entre las materias específicas. Los centros que la eligen imparten 3 sesiones.

Religión y la asignatura alternativa son evaluables . Con la LOMCE, tanto Religión como Valores Sociales y Culturales son evaluables y cuentan para le media final de curso y sirve para pedir becas. Antes se incluía en el expediente pero no se contabilizaba para las medias.

LAS CIFRAS

60%

ALUMNADO CURSA RELIGIÓN. La mayoría del alumnado de la red concertada cursa esta asignatura mientras que en la red pública lo hace un 65% en Primaria y un 50% en ESO, según datos de FEUSO.

200

PROFESORES. El profesorado de Religión lo designa el Arzobispado pero sus nóminas corren a cargo del departamento de Educación, que los emplea como contratados laborales indefinidos. El 60% de los docentes están a jornada parcial.

El profesorado de Religión no es de usar y tirar

La Federación de Enseñanza de USO acaba de lanzar una campaña en defensa de los derechos laborales del profesorado de Religión. El cartel denuncia que el profesorado de Religión no es “un profesor de usar tirar”. Este profesorado imparte una asignatura demandada por las familias y como profesor que es, debe tener unas condiciones laborales dignas. No estamos hablando, pues, de un trabajador de segunda. El Manifiesto contiene las principales ideas de FEUSO en relación con la situación laboral del Profesorado de Religión.

Leer más.

cartel_manifiesto_religion_2016-1

cartel_manifiesto_religion_2016-2