Sectarismo contra el profesorado de Religión

DIARIO DE NAVARRA, 12 de mayo de 2018

Quisiéramos mostrar nuestra indignación por la postura de los partidos que han presentado la proposición de Ley para reducir el horario de la Religión y sus alternativas (Izquierda-Ezkerra, Bildu Nafarroa y Podemos-Ahal Dugu). De esta forma, dejarán sin trabajo a la mitad de los profesores de Religión y, de rebote, perjudicarán también a los profesores de Filosofía y a muchos interinos que imparten la asignatura alternativa de valores.

Estos partidos tienen a gala la defensa de los trabajadores y la calidad de la educación, pero no les tiembla el pulso a la hora de dar la puntilla a un colectivo docente que ya tiene una situación muy precaria, y dejar así al alumnado sin una formación que es fundamental para la vida. Calculamos que, de llevarse a cabo esta medida, se destruirán más de cien puestos de trabajo, la mayoría de ellos ocupados por mujeres.

A este profesorado se le exige, como al resto, la preparación y formación permanente necesaria para impartir su asignatura. Deben tener la titulación civil adecuada al nivel en el que van a dar clase. Además, tienen que haber cursado los estudios de Religión correspondiente al nivel educativo en el que van a impartir docencia.

Sin embargo no pueden llevar a cabo, como sus compañeros, otras funciones docentes, no pueden dar otras asignaturas ni realizar otros trabajos necesarios en los centros educativos. En estos momentos, son muy pocos los profesores de Religión en Navarra que tienen jornada completa. Ahora vienen los defensores del trabajo digno a darles el golpe de gracia. ¿Cuál es el pecado de estos docentes? Haber optado por impartir una enseñanza que no les gusta a ciertos políticos pero que obedece a los derechos de las familias. Son estas mismas familias las que costean con sus impuestos la educación, no los políticos que quieren monopolizarla.

Es evidente que la medida que se quiere imponer no es justa ni obedece a razones pedagógicas, ni tiene que ver con ningún problema social. Estos trabajadores del departamento de Educación no deberían ser víctima de la obsesión sectaria de estos grupos. Ya es hora de que la educación se libere del peso ideológico que la oprime.

JUAN ANTONIO OJER, MARIBEL LIZARRAGA Y XABIER LARRAMBEBERE DELEGADOS SINDICALES DE USO Y REPRESENTANTES DE LOS TRABAJADORES

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s