Para comprender la Religión en la LOMCE

PINCHAR AQUÍ PARA LEER O DESCARGAR EN PDF

Resultado de imagen de CARLOS ESTEBAN GARCESCarlos Esteban Garcés es director de Religión y Escuela y profesor titular de Pedagogía de la Religión en el Instituto Pontificio San Pío X. Dirige el Área de Ciencias de la Religión en el Centro Universitario La Salle y coordina la formación permanente del profesorado de Religión en la Delegación Episcopal de enseñanza de Madrid. Experto en enseñanza de las religiones en el sistema educativo, ha publicado varios libros y numerosos artículos en revistas especializadas. Participa habitualmente como ponente y asesor en diversas instituciones educativas, tanto de carácter público como privadas.

 

PRESENTACIÓN

La LOMCE ha propuesto la quinta solución de la democracia sobre la enseñanza de las religiones en el sistema educativo. En los primeros meses de la democracia se generó una primera solución para la clase de Religión por la que dejó de ser obligatoria y catecismo. Fueron los tiempos de Religión o Ética (Órdenes de 28 de julio de 1979). Desde entonces y hasta ahora, las cuatro reformas del sistema educativo que hemos tenido, LOGSE, LOCE, LOE y LOMCE, han ido sumando soluciones diferentes. Ninguna de ellas, como las leyes en su conjunto, ha sido fruto del consenso social o del acuerdo político. Todas han sido impuestas por el partido en el Gobierno; y todas han tenido una contestación social en la calle -sería interesante haber medido esa protesta, desde luego no siempre ha sido la misma-.

La LOMCE incorpora la asignatura de Religión en la organización de las diversas etapas educativas y remite, para su legitimidad, a los Acuerdos del Estado español con las diversas confesiones religiosas. Aunque su novedad más significativa es la creación de una nueva asignatura de Valores Sociales y Cívicos, en Educación Primaria, y Valores Éticos en Secundaria Obligatoria, para aquellos alumnos que no opten por las enseñanzas de Religión. Ambas aparecen como de libre elección
en el bloque de asignaturas específicas y pueden ser elegidas de nuevo, si no se ha hecho en primera opción, entre las optativas que se proponen; de esta manera no se priva a ningún alumno de la posibilidad de cursar ambas asignaturas.
Ambas tienen una misma consideración académica y se evalúan como el resto de asignaturas.

Con este trabajo presentamos una nueva herramienta al servicio de la formación continua del profesorado de Religión. Se trata de un breve cuaderno que ofrece una panorámica de cómo se ha gestado la nueva solución sobre la ERE y su alternativa en el proceso de elaboración de la LOMCE. Esta propuesta es continuación del primer cuaderno, Para comprender la LOMCE, y tendrá continuidad con la presentación de los nuevos currículos de Religión para las diversas etapas y sus claves esenciales.

Es nuestro deseo que esta edición constituya un nuevo apoyo para todos los profesores y profesoras de Religión que compartimos, lo decimos una vez más, esta apasionante tarea humanizadora que, a través del saber religioso, se hace presente
en el sistema educativo.

Carlos Esteban Garcés
Director de Religión y Escuela

Anuncios